20 encantos del espectro del autismo.

¡Te invito a compartir! Share on Facebook
Facebook
13Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email
Print this page
Print

Porqué me encanta trabajar con niños y niñas en el espectro del autismo, en 20 datos maravillosos.


Esta va a ser una entrada con muy poca ciencia, pero con mucha sensibilidad.

  1. Los niños y niñas en el espectro del autismo tienen una mirada especial que les caracteriza. Un brillo diferente donde se aprecia la curiosa forma que tienen de escrutar la realidad.
  2. Su forma de percibir los estímulos (en ocasiones) es realmente fascinante y envidiable. Sabes que ese procesamiento produce sensaciones que no todas las personas pueden llegar a conocer, ni a imaginar.
  3. Muchos de ellos desarrollan una intensidad emocional que se escapa a la comprensión social normativa. Pero quien llega a ser capaz de comprenderla y empatizar con sus sentimientos, se puede llegar a sentir totalmente invadido de emoción.
  4. Te enseñan que existen otras formas totalmente válidas de comunicarse mientras te llevan a buscar otra forma de atención conjunta mucho más intensa y significa Image of 000tiva.
  5. Cuando se interesan por algo su atención se focaliza en ello de manera totalmente fuera de lo común. Resulta impresionante la forma en que guían su motivación intrínseca. Algunos llegan a dominar conceptos, ideas, habilidades y procesos de manera abrumadora.
  6. Son niños y niñas con pensamientos sencillos y básicos, más de lo que creemos. La complejidad que les atribuimos viene dada por la cantidad de convenciones y normas sociales que nos empeñamos en inculcar. Y así sólo olvidamos que esa simplicidad es la que a veces más felices nos hace.
  7. Esa intensidad desbordante que caracteriza al autismo nos hace sentirnos realmente vivos.
  8. Se salen de lo neurotípico, de lo normativo, de lo convencional, de lo “llámalo como quieras”. Y eso, mola. Es muy enriquecedor.
  9. Algunos y algunas tienen habilidades musicales asombrosas. A veces esa es su única forma de comunicación, resultando un fenómeno de gran peso emotivo.
  10. No viven desconectados, solo es que su forma de relacionarse es distinta. Y cuando la comunicación aparece en cualquiera de sus formas, el encuentro entre ambas personas tiene mayor calado.
  11. Valoran los más pequeños e insignificantes detalles, y eso es de agradecer.
  12. Si entablas una buena relación con ellos y ellas puedes esperar que sean los amigos más fieles de este mundo.
  13. Pueden llegar a ser unos exploradores de sensaciones que te lleven a descubrir mundos nuevos a través del juego.
  14. Si el juego es bueno, les fascinará pasarse horas a tu lado.
  15. Por lo general puedes esperar total sinceridad y sin una intención maliciosa detrás.
  16. Como suelen mantenerse al margen de convenciones sociales sabes que te relacionas cara a cara con una personalidad totalmente pura y transparente.
  17. Si sabes cómo procesan la realidad entenderás que durante una conversación, aunque no te miran a los ojos, en su interior están manejando una cantidad de información sobre ti que no serías capaz de imaginar.
  18. Gastan una enorme cantidad de energía manejando variables que influyan en la otra persona con tal de mostrarle una actitud empática.
  19. El desgaste cognitivo durante sus relaciones sociales es enorme. Necesitan manejar mucha información en muy poco tiempo y con una espera de respuesta por nuestra parte demasiado corta para el procesamiento lento del lenguaje que muchos de ellos tienen. Por eso valoro mucho cada momento con ellos.
  20. Siempre están dispuestos a mostrarte la forma en que sienten y perciben los estímulos, y como esto les ayuda a crear su propia imagen de la realidad.
¡Te invito a compartir! Share on Facebook
Facebook
13Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email
Print this page
Print

Maestra de Educación Primaria y Pedagogía Terapéutica. Estudiante de Psicología.

Deja un comentario