RECURSO: Cuento vivenciado “La Luna”.

¡Te invito a compartir! Share on Facebook
Facebook
6Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email
Print this page
Print

Recurso: Cuento vivenciado “La Luna”.


Hoy traigo uno de mis recursos favoritos dentro del área de estimulación multisensorial: el cuento vivenciado. Este recurso combina la fantasía de un cuento infantil con la estimulación guiada de todos los sentidos. Perfecto para acercar activamente la literatura infantil a niños con desórdenes sensoriales. Este cuento que os traigo hoy es una adaptación de un corto de Pixar llamado “La Luna”. Aquí os dejo el enlace para acceder al corto de Pixar.

¿Por qué un recurso así?

He elegido este recurso en concreto porque considero los cuentos como una herramienta básica de trabajo en el ámbito de la pedagogía terapéutica. Adaptar estos cuentos a las necesidades individuales puede ser bastante complejo cuando se trabaja en grupos. Pero también puede darnos a los profesionales muchísimo juego a la hora de trabajar determinados contenidos o habilidades. Para mi el cuento vivenciado puede abarcar el trabajo de muchas habilidades desde la activación o la relajación. Y estos procesos de regulación, a su vez, pueden ayudarnos a controlar a niños con desórdenes sensoriales en determinados momentos del día.

Habilidades que se van a desarrollar:

  • Expresión oral.
  • Abstracción.
  • Atención sostenida.
  • Atención conjunta.

Pautas de creación:

En este recurso cada una de sus representaciones físicas tiene su propia creación. Su dificultad manual dependerá del ingenio de quien lo crea y de la concreción de las necesidades sensoriales de quien lo perciba. En este caso hice representaciones bastante sencillas pero muy estimulantes a nivel visual.

La piñata de estrella se puede realizar con cartón y plantillas de estrellas que se pueden encontrar en Google. Para que se le pudiese dar un uso ilimitado la dividí en dos partes huecas y le pegué a cada lado varios imanes que servirían para poder fijarla hasta el momento de usarla y hacer que de ella se desprendiesen decenas de estrellitas origami. Las estrellitas origami las hice con papel blanco, una cortadora para agilizar pasos y acuarelas para darles color.

La luna llena la hice con una goma eva plateada con purpurina. Y la luna creciente la hice con una goma eva dorada con purpurina a la que pegué cientos de estrellitas tipo lentejuela con cola blanca. A un extremo de la luna creciente pegué un par de trozos de velcro que me servirían más adelante para poder colocar un fieltro negro que acentuase la forma de la luna creciente y que hiciese de “sábana” en determinado momento de la historia. Los personajes de la historieta los hice con masa de modelar la cual dejé secar y más tarde pinté. Para la cuerda usé un cordón de zapatos largo de color marrón, y para la escalera usé palos de polo que pinté y pegué. El resto de la decoración que simulaba la oscura noche en medio del mar la adapté con dos fieltros de color negro y azul marino.

Método de uso:

Cada cuento vivenciado tiene su propia forma de usarse. Todo depende de la historia, el material empleado, los niños y niñas a quienes va dirigido y la habilidad de quien lo cuenta. La finalidad de estos cuentos vivenciado es acercar la literatura a niños con desórdenes sensoriales como estrategia de estimulación multisensorial. Este tipo de cuentos adaptados son cuentos que se cuentan casi de la misma forma que se podría leer un cuento, pero dándole mayor intensidad apoyándose en recursos físicos que estimulan la imaginación de los más pequeños.

 

Imágenes del recurso:

 

Opinión personal y experiencia:

Este tipo de recurso puede conllevar bastante trabajo manual previo. Todo dependerá del tipo de adaptaciones físicas que necesiten los niños a los que irá dirigido. El punto positivo de este recurso es que si el material es consistente y de calidad nos podrá durar meses o años. Todo depende del uso que se le de. Este cuento no requirió de mucho tiempo de montaje y trabajo manual. Fue más complejo hacer la adaptación y el encuadernado de la lectura guiada apoyada en pictogramas. Pues en cada caso debes adaptarte a las capacidades lectoras y comprensivas de cada niño o niña.

Ha sido un cuento que he podido poner en práctica en períodos de tiempo diversos. Todo depende de la cantidad de hilo argumental que le quieras ir añadiendo y el tiempo que permitas durante la estimulación. En definitiva, ha sido un cuento muy bien recibido por todos los niños con los que lo he puesto en práctica.

Enlaces y bibliografía de interés:

 

*****
Comparte si te ha gustado o te parece interesante.
Así ayudas a que llegue a más personas. 😉
*****

¡Te invito a compartir! Share on Facebook
Facebook
6Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email
Print this page
Print

Maestra de Educación Primaria y Pedagogía Terapéutica. Estudiante de Psicología.

Deja un comentario