Autogestionando su aprendizaje.

¡Te invito a compartir! Share on Facebook1Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Autogestionando su aprendizaje.


Uno de los principales métodos en el desarrollo de aprendizajes activos es la gestión autónoma de ese aprendizaje. Pero para llegar a ese proceso de gestión autónoma, previamente es necesario hacer al niño consciente de su aprendizaje. Una vez sea consciente de ello, será capaz de desgranar el proceso en fases, experiencias y métodos. La base de la didáctica y la pedagogía debe ser eso, hacer a los niños conscientes del proceso didáctico en todas sus variables, desde el principio y sin vistas a un final cercano. Generalizándolo a la vida misma, abriendo las mentes a sus Yo conscientes. Hacer tangibles esos estadios en su desarrollo cognitivo, conductual y psicomotriz como puerta al conocimiento propio.

La clave.

Antes de llenar de conocimientos esas cabecitas y de tratar de encontrar miles de motivaciones que les ayuden a formarse de forma efectiva y positiva, es básico ayudarles a entender lo que es el aprendizaje en sí mismo. Enseñarles a diferenciar entre destrezas y conocimientos, elegir entre memorizar datos e interiorizar pensamientos e ideas. Debemos mostrarles la importancia que tiene nutrirse y desarrollarse en todos los ámbitos posibles. Solo así encontrarán la motivación necesaria para involucrarse didácticamente. La gestión autónoma del aprendizaje sirve como herramienta fundamental en la corrrecta adherencia de los conocimientos que iránadquiriendo durante el paso de los años. Esto es, a un nivel más superficial, que no es lo mismo aprenderse unas tablas de mutiplicar de memoria que entender el uso de la mutiplicación en sí misma.

Conclusión. Image of new piktochart 546 5a596701734953c2a3ef46a150b94802f96cf710

Por tanto, una de las caracterísicas de esta autogestión didáctica es la comprensión de los conocimientos extrapolados a la pragmática de la destreza en sí. Entender el uso de una idea para adquirir la idea en sí. En un nivel más profundo, entendería la gestión autónoma del aprendizaje como una herramienta de comprender su desarrollo intelectual de manera global. Esto implicaría valorarse a sí mismo y concretar las habilidades y destrezas desarrolladas ty/o por desarrollar, como enfoque a un desarrollo personal a largo plazo.

Es decir, ¿en qué soy bueno? ¿en qué tengo más dificultades? ¿qué deberíar propulsar en mí? ¿en qué y cómo mejorar? En este grado más profundo de autogestión, el maestro no debe ser más que un guía. Es quien le alienta a realizar estas introspecciones en determinados momentos de su vida escolar. Dejando, en todo momento, que sean los niños quiénes realicen por sí mismos el proceso de auto comprensión.

¡Te invito a compartir! Share on Facebook1Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Deja un comentario