Trucos para crear material educativo duradero y de calidad.


Crear material educativo duradero y de calidad conlleva una amplia dedicación detrás. Es importante conocer los materiales de los que disponemos, su manipulación, el uso que pretendemos darle, para qué perfil de alumnado irá dirigido, y un sin fin de variables más. Además, a ser posible, esperamos que sean recursos que nos duren mucho tiempo. Es decir, que aguanten el uso intensivo diario. Un mismo material educativo puede pasar por muchísimas manos a lo largo del día, y necesitamos que no se rompa o se desgaste con demasiada facilidad. Enseñar al alumnado a dar un uso adecuado y cuidar el material es básico. Pero también tenemos que disponer de un material duradero que no nos deje colgados a la primera de cambio.

Por ello, os traigo esta entrada con algunos trucos para crear recursos y material educativo duradero y de calidad. Que soporte en la medida de lo posible el desgaste y ajetreo del día a día en la escuela o en tu sala. 


💡 Trucos. 💡

🖨️ Imprimir.

  • Revisa bien todos los parámetros posibles antes de proceder con la impresión o la fotocopia. Medidas, tamaños del material, aprovechamiento máximo de las caras del papel…etc.
  • Valora si te sale más económico imprimir en una tienda especializada. A mayor cantidad, más posibilidades de conseguir un buen precio por impresión. Te ahorras un dinero y agilizas tiempo gracias a la calidad y potencia de las impresoras industriales.
  • Hay materiales que se pueden imprimir directamente en cartulinas o papeles de tamaño más grande o más pequeño (A3/A5).
  • Recuerda que también puedes imprimir directamente en folios de colores.
  • Si es posible, intenta usar papel reciclado o ya impreso por error (marcas pequeñas de tinta que no se notan o que tras el recorte no se ven) para ahorrar en gasto y ayudar a cuidar el medio ambiente.
  • Si vas a imprimir sobre cartulina, papel grueso o con una alta cantidad de tinta a color, emplea la opción de impresión lenta. De esta forma minimizas el riesgo de romper el papel o que se emborrone la tinta.
  • Si imprimes a color, permite que le de el aire a la hoja tras la impresión.

 

🌡️ Plastificar.

  • Las fundas de plastificar pueden tener diversos grosores (micras). Cuantas más micras, más grueso, rígido y duradero es el acabado.
  • Antes de meter las fundas con material para plastificar, espera siempre a que la plastificadora esté caliente y lista para usar.
  • Intenta plastificar muchas cosas a la vez. De esta forma optimizas el espacio en las hojas y ahorras en fundas.
  • No tires de las fundas ni las empujes durante el proceso. Las prisas son malas compañeras.
  • Una vez salga la hoja de la máquina, déjala enfriar sobre una superficie plana. De esta forma evitas que se arrugue.
  • NUNCA metas la funda por el lado abierto.
  • Recuerda que también puedes plastificar cartulinas y celofán de colores.
  • Si tienes que plastificar trocitos pequeños de papel, siempre puedes usar un poquito de pegamento de barra para fijarlo en el interior de la funda. De esta formas consigues que se fijen a la funda y no se suelten o desordenen conforme se introduce en la plastificadora.
  • Cuando recortes el material plastificado, intenta dejar una orillita de un par de milímetros para conseguir una mayor adherencia y evitar que se despegue el plastificado con el paso del tiempo y el uso.
  • Si vas a plastificar capas dobles de cartulina + papel, asegúrate de que están bien pegadas para evitar burbujas de aire.
  • En general asegúrate de que la funda está bien fijada al material para evitar esas burbujas tan odiadas.
  • Si una funda se arruga ligeramente, vuelve a introducirla un par de veces más por la plastificadora.
  • Si una hoja no ha quedado bien plastificada, espera a que se enfríe y vuelve a introducirla.

 

📒 Encuadernar.

  • Encuadernar material es una buena opción para tenerlo todo bien ordenado.
  • No encuadernes con prisas.
  • Si lo haces manualmente con la máquina de tu centro, asegúrate de que las hojas estén calibradas y ordenadas.
  • Usa siempre un gusanillo adecuado al grosos del cuadernillo. Intentando dejar siempre un poco de espacio para evitar que las hojas estén muy comprimidas.
  • Encuadernar cuentos pictoadaptados personalmente es una muy buena opción para fomentar la iniciativa lectora.
  • También venden anillos encuadenadores que permiten hacer un encuadernado rápido «de ir por casa».

 

✂️ Cortar y troquelar.

  • Asegúrate de usar tijeras bien afiladas.
  • Las tijeras grandes son nuestras grandes aliadas.
  • Existen unas de titanio y con la hoja curvada, que facilitan mucho el proceso de corte.
  • Si vas a realizar muchos cortes recortes, intenta invertir o emplear una cizalla. Las venden muy buenas y precisas sin necesidad de tener un cuchillo grande. También las puedes encontrar ligeras y de fácil manejo «para ir por casa».
  • Las troqueladoras tienen diversos grosores de corte en función de si son para papel normal o para goma eva.
  • Existen unas cortadoras de esquinas que te ayudan a dejar un buen acabado en el material.

🖼️ Crear pictogramas.

  • El pictograma debe incluir la cara suave del velcro para evitar molestias y roces.
  • Usa velcros de calidad.
  • Existe una amplia variedad de velcros en el mercado: colores, formas, tamaños..etc.
  • Es posible que necesites redondear la esquina de los pictos para algunos niños y niñas.
  • Usa fundas de plastificar de un grosos de 120 micras o más. De esta forma te aseguras de que el pcito soporte el uso diario.
  • Ordénalos en carpetas tematizadas. Carpetas para habilidades sociales, curricular, higiene…etc. Y estas mismas subordenadas según: acciones, objetos, personas…etc.
  • Desecha los pictogramas muy doblados o mordidos.
  • Asegúrate de tener varios repetidos para conceptos muy demandados.

 

🗂️ Organizar y estructurar.

  • Reordena todo el material al menos una vez al mes.
  • Un material ordenado y estructurado por áreas te facilita mucho la vida y el trabajo diario.
  • Puedes aprovecharte de muchas formas de ordenación: carpetas, cajas, maletines…etc.
  • Tú mismo/a puedes seguir la estructura de ordenación clásica en la metodología TEACCH.

 

🧼 Mantenimiento y limpieza.

  • El material plastificado es más fácil de limpiar y desinfectar.
  • Usa desinfectante para limpiar las mesas, sillas, juguetes, materiales manipulativos y plastificados.
  • Si tienes peluches, intenta lavarlos de vez en cuando en lavados de +60ºC. También puedes usar algún desinfectante para textil.
  • Cuida la higiene y limpieza del material de estimulación sensorial u orofacial.
  • Las plastilinas son un foco de suciedad. Cámbialas periódicamente.

 

🗑️ Reciclar o descartar.

  • El síndrome de Diógenes no siempre es la mejor compañía para los maestros. De vez en cuando tira ese material acumulado que tienes sin darle uso: rollos de papel, cápsulas de café vacías, cajas vacías…etc.
  • Los libros viejos o sin usar puedes donarlos o revenderlos a librerías de segunda mano.
  • Cada inicio y final de curso haz limpieza en tu aula o sala y tira material roto, viejo o inservible.
  • Si vas a acumular algo (tapones, corchos..etc.) intenta recordar para qué lo vas a emplear y si de verdad lo acabarás usando.
  • Asegúrate de que el material reciclado está limpio y desinfectado.

 

🔽 Recursos para crear material educativo. 🔽

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: